A menudo los problemas de conducta de un perro resultan de la falta de integración social cuando era cachorro.


Las personas en situación de calle en la práctica son sujetos con una serie de vulneraciones a sus derechos.